La mujer salvaje. Ricardo Kelmer

Su belleza es arisca, apartada de los modismos. Ella encanta por un no-sé-qué indefinible… pero también agrede la mirada. Es un tipo raro y no tiene habitat definido: vive en Catmandu, en el edificio de al lado o se trasladó ayer para Barroquinha. Y no dejó la dirección. La mujer salvaje en casi todo es... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑